15 sept. 2012

Capablanca y la foto equivocada.



En un viejo debate explicaba yo lo siguiente:
“Odio decir te lo dije, pero te lo dije”. Cuando apareció el estupendo libro “Ajedrez para todos” editado por el ISLA (Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez) hace unos seis años, comenté a varios miembros del claustro de este Instituto que se había cometido un error al publicar una foto de Reshevsky niño dando simultaneas como si fuera la de José Raúl Capablanca y Graupera. 

Primero quería hacer notar que la escena era de los años 1920, como era evidente por la ropa del niño y de los jugadores, y que si fuera Capablanca sería de finales del siglo XIX. Además nunca se había escrito de que Capablanca como niño diera simultaneas a adultos. En la sociedad cubana decimonónica eso era impensable, máxime que los potentados que mantenían el club de ajedrez de La Habana se sentían muy conocedores del ajedrez y habían patrocinado matches por el campeonato del mundo, además de haber, algunos de ellos, jugado de igual a igual con muchos de los mejores jugadores europeos. Las fotos mostraban personas muy abrigadas, no como del clima habanero. Finalmente, el tipo de cráneo de Capablanca era muy diferente. Pero el principal argumento que di es que las fotos de Reshevsky dando simultaneas por los años de 1923 a 1926 habían aparecido numerosas en revistas como “American Chess Bulletin” además de una famosa jugado con Edward Lasker por esa época y yo me acordaba muy bien de ellas y la cara y el perfil eran fácilmente reconocibles de Reshevsky.
Todavía durante el Torneo Internacional “Carlos Torre in Memoriam” 2006, en Yucatán, México siendo yo encargado del Boletín, le comenté al corresponsal y destacado columnista de ajedrez cubano, Jesús Bayolo, que visitaba el país como parte de la delegación cubana al torneo,  mis observaciones, pero las desecho argumentando que era asunto bien investigado en Cuba. La verdad es que ya el debate estaba acalorándose, y supuse que no tendría caso seguir discutiendo el asunto, máxime que también me expresó Bayolo que él mismo fue de los primeros en publicar la foto.”
Asi escribí en http://www.inforchess.com/columnis/Ocampo/biblio42.htm hace algunos años, pero sobre la foto que apareció en Cuba, resulta que surgió otra desde otro angulo que no deja dudas, 


Espero que ahora ya la controversia esté más que aclarada y se acepte, incluso por Bayolo,  que ambas fotos son de Reshevsky, al poder examinar vestimenta y tipo físico de los oponentes que esta claro no son caribeños y ya como sabemos que Capablanca no viajó fuera de Cuba a tan temprana edad…