10 sept. 2012

Garry Kasparov: “Mi visita a Bakú no es posible” GENS UNA SUMUS




En una entrevista con una agencia de noticias de Azerbaiyán, el ex campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov, nativo de Bakú declaró que él no visitará su ciudad natal,  Bakú para la Olimpíada de ajedrez a menos que Armenia y Azerbayán enfríen el conflicto hasta 2016.
“Todos saben que tipo de relaciones  tienen ahora Armenia y Azerbayán,  por eso mi visita a Bakú en este momento es imposible. Mientras haya un conflicto entre ellos no puedo ir a Bakú. Creo que es ya tiempo para solucionar este conflicto, que daña sólo a la gente común. Los bandos deberían encontrar finalmente la salida,” dijo Kasparov.
“Tal vez Armenia y Azerbayán enfríen el conflicto hasta 2016, entonces pensaré en esto; pero ahora no tiene sentido hablar una visita. Mientras haya un conflicto mi visita a Bakú no es posible,” dijo  a la agencia, según Shajmatnaya Novosti (Chess News) cita.
El Cáucaso vive una serie de conflictos regionales que se agudizaron tras la desaparición de la URSS, pues cuando existía el estricto régimen soviético se reprimía cualquier expresión de conflicto regional con un orden férreo. Como muchas etnias fueron absorbidas a la fuerza por el Imperio de los Zares, donde se hablaba de “Todas la Rusias”, la URSS a base de represiones masivas violentas agrupó a todas las naciones naturales de manera de gobernarlas e irlas asimilando, algo que en 70 años no se pudo consumar y aunque no se detonó en una violencia global como en los Balcanes a la muerte del Mariscal Tito, todos los que anteriormente eran “hermanos” soviéticos, se fragmentaron en muchas pequeñas repúblicas, como la misma Armenia de sólo 3 millones de habitantes, que quedo en medio, sin salida al mar y rodeada de Azerbaiyan y a la vez rodeando un fragmento de esa república. Muchos recordamos los continuos conflictos en Georgia y Osetia, que suscitó la invasión de Rusia en agosto de 2008, ya sin hablar de la serie de guerras con Chechnia. La misma Kalmikia, que fuese presidida por el Presidente de FIDE no es ajena a los conflictos. Se dice que cuando Rusia quiso imponerse más en la política de Kalmikia, el mismo Presidente de FIDE dijo que “seguramente no querrá Rusia otra Chechnia”. Ya hubo una Olimpíada de ajedrez en Ereván, capital de Armenia y no hubo gran problema, pero si bien no está el conflicto con Azerbaiyán como en finales de los 80s, con “limpiezas étnicas” en contra de Armenios residentes y nacidos en Azerbaiyán, como el mismo Kasparov y su familia eran, en los últimos dos años han surgido incidentes constantes que friccionan a ambos países.
Tanto Azerbaiyán como Armenia y Georgia tienen al ajedrez, como muchas otras naciones de esa región, como una actividad de suma importancia, por lo que no sería difícil que el ajedrez fuese puente de paz para que esa región establezca una vida normal finalmente.
Así como Kasparov interviene tanto en la política rusa, ojala lo haga ahora como pacifista en la región, ese sería un papel más trascendental que el que esta desarrollando en su enfrentamiento personal y político con Putin.