22 abr. 2016

Arturo Pomar, un grande de España




Arturo Pomar, un grande de España
Por Carlos Fruvas Garnica

Con colaboración del MI Raúl Ocampo Vargas
El 1 de septiembre de 2001 se cumplieron setenta años del nacimiento del Gran Maestro Arturo Pomar Salamanca. Cuando poco después vi un extracto de su libro "Las Pequeñas Ventajas en el Final" en un artículo del MI Ocampo, me pareció que habíamos pasado por alto la celebración.
Aún recuerdo aquel mes de julio de1946, hace 55 años, cuando una noticia recorría los cafés en Lisboa, donde me encontraba en una misión diplomática: Un niño de 15 años se coronaba Campeón de Ajedrez de España. Un revuelo entre los aficionados al ajedrez y entre los que no lo eran tanto. Ya el nombre de Arturo Pomar había ganado notoriedad desde que ganó el Campeonato de las Baleares y participó en la final del Campeonato de España en 1943. No era para menos, un triunfo parecido a los doce años sólo lo había alcanzado un Capablanca.

En esa España, que se mantenía en la difícil paz de la posguerra civil, que a ratos fue más dura que la misma guerra civil, no abundaban las buenas noticias. El franquismo era férreo y los mexicanos no éramos bien recibidos en aquellos tiempos por el decidido apoyo que nuestro gobierno daba a la causa republicana. Me hubiese gustado estar presente, pero en ese entonces tratabamos de apoyar la salida de Portugal de muchos refugiados que huían de las secuelas de la Segunda Guerra Mundial y hubiese sido peligroso viajar a España a ver un torneo de ajedrez. No obstante, las noticias llegaban frescas y era fácil adquirir los diarios españoles. Pomar ponía en primera plana el ajedrez y un renacimiento de su práctica se vivía ahí. Durante las últimas décadas España había perdido su posición como potencia ajedrecística y ni la presencia del Campeón Mundial Alekhine hizo tanto por la promoción del ajedrez en ese país como el surgimiento de Pomar. Recuerdo haber recorrido los 25 kilometros que separaban Lisboa de Estoril, en un raudo Citroen 40, para reunirme con algunos amigos portugueses como el maestro Lupi, para ver las partidas. Cuando el MI Ocampo me comunicó que en su enorme base de partidas no tenía las del Campeonato de España de 1946, las desempolvé de mis archivos para que las digitalizara y añadirlas a las conocidas de Pomar.
La vida de Pomar en los últimos diez años no ha sido fácil, desde 1995 su salud no fue buena y ya no competía. Pero yo quisiera recordar esa etapa de su vida que fue el inicio de su gloria y el orgullo para España. 

Arturo Pomar Salamanca nació en la tarde del 1 de septiembre de 1931, poco después de la cinco de la tarde, tan sonada en España desde los versos de García Lorca. Palma de Mallorca, en las Baleares, el sitio que pareciera un paraíso a Federico Chopin y George Sands, fue su cuna, hijo único de Juan Pomar Arbona y Francisca Salamanca Ordinas. En ese entonces las Baleares no eran precisamente un centro ajedrecístico y no se podía contar entre los residentes fuertes maestros de ajedrez. Conforme fue reconocido como un prodigio, lo apoyaron para que se trasladase con su familia a Madrid. Un familiar mío vivió enfrente de su casa de la calle de Portugal 44. Ahí residía al convertirse en campeón de España en 1946.
Ya antes comenté que era la época de la posguerra civil y ahora se añadía la posguerra de la segunda guerra mundial. Según nos comentaban los refugiados, en Madrid todavía a ratos se pasaba hambre. Muchos de los excombatientes republicanos dejaban su vida en la construcción del magno monumento del "Valle de los Caídos", otros cumplían 7 años de cárcel en Carabanchel, y aún las fosas eran lugar de fusilamientos. Sin embargo, la estrella de Pomar brilló tanto que en ese clima de intranquilidad, el ajedrez se empezó a promover con fuerza, Arturo hizo el milagro. Durante varios años pensé que Don Juan había bautizado a su hijo con el nombre de Arturo por haber nacido el 1 de septiembre, día de San Arturo, pero hace unos años, me comentaron que el abuelo llevaba ese nombre y ya había sido elegido mucho antes de su nacimiento. El abuelo fue gente de dinero, pero no tuvo fortuna en los negocios y Don Juan tuvo que emplearse como chofer, y no contaba con recursos. Algunos decían que el pequeño Arturo Pomar ganó bastante dinero y que se le apoyó mucho en sus primeros años del ajedrez, pero posteriormente llevó la vida difícil del ajedrecista profesional.

Seis años después, en 1952, Arturo fue invitado a La Habana a participar en el torneo Internacional en memoria de los diez años de la muerte de Capablanca, se hicieron algunos arreglos para que visitara México, si no mal recuerdo, por gestiones del entonces Coronel Manuel Soto Larrea, y tuve oportunidad, por fin de conocerlo en una reunión en los salones de Bucarelí de la Secretaría de Gobernación. Apenas de 21 años, de baja estatura, de hablar pausado y poco locuaz; no fue fácil sacarle algunas palabras. Con una calvicie prematura, parecía a primera vista mayor, pero al observarle mejor se notaba su juventud. A pesar de haber sido tan elogiado desde niño en España, era de una sencillez característica de los grandes. Más bien tímido, prefería la compañia de sus compatriotas, sobre todo de algunos catalanes. Hubo quienes le quisieron hacer entrar en charlas políticas, preguntando sobre la vida bajo la dictadura de Franco. Incluso algunos, imprudentes, le preguntaron si no quería quedarse en México y "escapar" de la tiranía. Yo mismo, reconozco, me vi un tanto "pícaro", diciendole que podría arreglarle un buen empleo como profesor de ajedrez y solucionarle cualquier problema migratorio. Me desarmó diciendo que no podría vivir mucho tiempo fuera de España y que allá era muy querido por todos. De política no quería hablar, y que en Madrid se vivía muy a gusto. No me inmuté y volví a la carga, manifestándole que Franco había institucionalizado el asesinato político en España y que yo había intentado integrarme a las brigadas internacionalistas para combatir a ese "engendro" de Hitler. No perdió la serenidad y desvío la conversación preguntando qué se hacía por el ajedrez en México. Ahí no supe contestar, pues en esa época nada o casi nada yo hacía por el ajedrez, y estaba consciente de que por mi posición política pude haber hecho algo. Comenzaron una serie de exhibiciones de simultáneas y yo solo pude verlo un par de ocasiones más en México.

Pomar Salamanca,Arturo - Lasvignes [D30]
Espana., 1945
 1.d4 d5 2.Cf3 Cf6 3.c4 e6 4.Ag5 Ae7 5.e3 Cbd7 6.Cc3 Ce4 7.Axe7 Dxe7 8.Ad3 f5 9.cxd5 Cdf6 10.dxe6 0–0 11.Dc2 Axe6 12.0–0 Cxc3 13.bxc3 Cd7 14.c4 c6 15.Tfd1 Tac8 16.Db3 b5 17.d5 bxc4 18.Axc4 Tb8 19.dxe6 Txb3 20.exd7+ Rh8 21.axb3 1–0

Pomar Salamanca,Arturo - Medina Garcia,Antonio [C83]
Gijon, 1945
 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Cxe4 6.d4 b5 7.Ab3 d5 8.dxe5 Ae6 9.c3 Ae7 10.Cbd2 0–0 11.De2 Cc5 12.Cd4 Dd7 13.Ac2 f6 14.C2f3 Cxe5 15.Cxe5 fxe5 16.Dxe5 Af6 17.Dg3 Tae8 18.Af4 Tf7 19.Tae1 b4 20.Cxe6 Cxe6 21.Af5 Dc6 22.Dh3 Cf8 23.Ad7 Txd7 24.Txe8 bxc3 25.bxc3 Axc3 26.Te2 Dc4 27.Tc2 d4 28.Ad2 Da4 29.Tfc1 Axd2 30.Txd2 Db4 31.Db3+ Dxb3 32.axb3 Ce6 33.Tc6 Rf7 34.Txa6 Cc5 35.Ta3 Ce4 36.Td3 c5 37.f3 Cc3 38.Ta5 Tc7 39.Rf2 Cd5 40.Td1 Cb4 41.Re2 Te7+ 42.Rd2 Te3 43.Txc5 Txb3 1–0

Frias - Pomar Salamanca,Arturo [B54]
Almeria., 1945
 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.f3 Cc6 6.c4 Db6 7.Cb3 g6 8.Cc3 Ag7 9.Ag5 Ae6 10.Cd5 Axd5 11.cxd5 Ce5 12.Dd2 0–0 13.Ae3 Dd8 14.Ae2 b6 15.0–0 Dd7 16.Cd4 a6 17.Tac1 b5 18.Af4 Tfc8 19.Axe5 dxe5 20.Cc6 e6 21.Tc2 exd5 22.exd5 Cxd5 23.Tfc1 Rh8 24.Tc5 Cf6 25.Cxe5 Dxd2 26.Txc8+ Af8 27.Rf1 Txc8 28.Txc8 Rg7 29.Cd3 Cd5 30.g3 Ce3+ 31.Rf2 Cd1+ 32.Rf1 Cxb2 33.Cf4 Ab4 34.Tc7 g5 35.Ch5+ Rf8 0–1

Ganzo - Pomar Salamanca,Arturo [B73]
Madrid, 1945
 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae2 Ag7 7.0–0 0–0 8.f4 Db6 9.Ae3 Cc6 10.Ca4 Db4 11.c3 Da5 12.Af3 Ad7 13.b4 Cxb4 14.cxb4 Dxa4 15.Dxa4 Axa4 16.e5 dxe5 17.fxe5 Cd7 18.Axb7 Tab8 19.Ac6 Txb4 20.Axa4 Txa4 21.Cc6 Cxe5 22.Cxe7+ Rh8 23.Ag5 Cg4 24.Tad1 h6 25.Tf4 Txa2 26.Txg4 hxg5 27.h4 Te8 28.Td7 Af6 29.Cc6 Te6 30.Txa7 Te1+ 31.Rh2 Ae5+ 0–1

Toledano - Pomar Salamanca,Arturo [B73]
Madrid, 1945
 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae2 Ag7 7.Ae3 0–0 8.0–0 Cc6 9.h3 d5 10.exd5 Cxd5 11.Cxd5 Dxd5 12.Af3 Dc4 13.Cxc6 bxc6 14.c3 Ae6 15.Dc2 Ad5 16.Axd5 cxd5 17.Tfd1 Tfd8 18.Dd3 Da4 19.De2 Tac8 20.Td2 e5 21.Dd1 Da5 22.f3 d4 23.cxd4 exd4 24.Axd4 Axd4+ 25.Txd4 Dc5 0–1

Suarez,R - Pomar Salamanca,Arturo [B74]
Madrid, 1945
 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae2 Ag7 7.Ae3 0–0 8.0–0 Cc6 9.Cb3 a5 10.a4 Ae6 11.Cd4 d5 12.exd5 Axd5 13.Cxd5 Cxd5 14.Cxc6 bxc6 15.Ac1 Db6 16.Ta3 Tfd8 17.Tb3 Dc7 18.Ad3 Tab8 19.Txb8 Dxb8 20.De1 Db4 21.b3 Dxe1 22.Txe1 Cb4 23.Txe7 Af8 24.Te3 Ah6 25.Te1 Cxd3 26.cxd3 Axc1 27.Txc1 Txd3 28.Tb1 Tc3 29.Rf1 Tc2 30.b4 axb4 31.Txb4 c5 32.Tb1 c4 33.Ta1 c3 34.Re1 Tb2 35.a5 c2 36.Tc1 Ta2 37.Rd2 Txa5 38.Txc2 Th5 39.h3 Tg5 40.g4 h5 41.f4 Ta5 42.Tc3 Ta2+ 43.Re3 h4 44.g5 Tg2 45.Re4 Rg7 46.Te3 f5+ 47.gxf6+ ½–½

Ribeiro - Pomar Salamanca,Arturo [C44]
Match Portugal-Espana, 1945
 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.d4 exd4 4.Ac4 Ac5 5.Cg5 Ch6 6.Cxf7 Ab4+ 7.c3 dxc3 8.bxc3 Cxf7 9.Axf7+ Rxf7 10.Db3+ d5 11.cxb4 Te8 12.Cd2 Cd4 13.Dc3 dxe4 14.Ab2 e3 15.Cf3 Cxf3+ 16.gxf3 Dg5 17.h4 Dg2 18.0–0–0 exf2 19.Thf1 Af5 20.Txf2 Dg6 21.Tfd2 Te7 22.h5 Dc6 23.Dxc6 bxc6 24.Tg1 g6 25.h6 a5 26.a3 axb4 27.axb4 Tb8 28.Td4 c5 29.Tc4 Txb4 30.Txc5 Te2 31.Txf5+ gxf5 32.Tg7+ Re8 33.Aa3 Ta4 34.Tg8+ Rd7 35.Tg7+ Rc6 36.Rd1 Th2 37.Ac1 Td4+ 0–1

Pomar Salamanca,Arturo - Saemisch,Fritz [C55]
Madrid Madrid (12), 1943
 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Cf6 4.d3 Ac5 5.0–0 d6 6.Ae3 Ab6 7.h3 Ae6 8.Ab3 Ce7 9.Cc3 Cg6 10.Cd5 Axd5 11.exd5 c6 12.dxc6 bxc6 13.De2 0–0 14.Tad1 c5 15.Cd2 Ce8 16.c3 Cc7 17.a4 Ce6 18.Dg4 d5 19.Cf3 f5 20.Dh5 Dd6 21.Cg5 Cxg5 22.Dxg5 Rh8 23.Rh1 f4 24.Ad2 Ac7 25.f3 Tae8 26.h4 Ad8 27.Dh5 Cxh4 28.d4 g6 29.Dh6 Cf5 30.dxe5 Cg3+ 31.Rg1 Txe5 32.Tfe1 Ag5 33.Dxf8+ Dxf8 34.Txe5 c4 35.Txg5 Dc5+ 36.Rh2 cxb3 37.Te5 Df2 38.Axf4 Cf1+ 1–0

Medina Garcia,Antonio - Pomar Salamanca,Arturo [B50]
ESP-ch, 1946
 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.b4 cxb4 4.d4 Cf6 5.Cbd2 d5 6.Ad3 dxe4 7.Cxe4 Cbd7 8.Ceg5 Dc7 9.c4 h6 10.Ch3 g5 11.Chg1 Ag7 12.Ce2 e5 13.Cg3 e4 14.De2 0–0 15.Cxe4 Te8 16.Cxf6+ Cxf6 17.Ae3 Cg4 18.h3 Cxe3 19.fxe3 Dg3+ 20.Rf1 Axd4 21.Ah7+ Rxh7 22.Dd3+ Rg8 23.exd4 Df4 24.Rf2 Af5 25.Db3 Te4 26.g3 Dd6 27.Tad1 Tae8 28.Td2 Te3 29.Da4 Ad7 30.Dd1 Df6 31.Rg2 Aa4 32.Df1 Ac6 33.d5 Dc3 34.Tf2 Aa4 35.Dc1 b3 36.axb3 Axb3 37.Db1 Axc4 38.Tc1 Dd3 39.Dxd3 Axd3 40.Tc7 Ae4 41.d6 Rf8 42.d7 Td8 43.Tc8 Re7 0–1

Pomar Salamanca,Arturo - Perez Perez,Francisco J [D49]
ESP-ch, 1946
 1.d4 d5 2.Cf3 Cf6 3.c4 c6 4.e3 e6 5.Cc3 Cbd7 6.Ad3 dxc4 7.Axc4 b5 8.Ad3 a6 9.e4 c5 10.e5 cxd4 11.Cxb5 axb5 12.exf6 Db6 13.De2 gxf6 14.Axb5 Ab4+ 15.Ad2 Axd2+ 16.Cxd2 0–0 17.0–0 Rh8 18.Ce4 e5 19.Ad3 Tg8 20.f4 f5 21.Cg5 e4 22.Ac4 Ce5 23.Ad5 d3+ 24.Df2 e3 25.Dh4 e2+ 26.Rh1 exf1D+ 27.Txf1 Txg5 28.Dxg5 Ta5 29.De7 Cg6 30.De8+ Rg7 31.Dxf7+ Rh6 32.Tf3 Dd8 33.Th3+ Ch4 34.Txh4+ Dxh4 35.Df8+ Rh5 36.Af7+ Rg4 37.Dg7+ Rxf4 38.g3+ Re3 39.gxh4 Ab7+ 40.Rg1 d2 41.Dc3+ Re4 42.Dxd2 1–0

Sanz Aguado,Jose - Pomar Salamanca,Arturo [B20]
ESP-ch, 1946
 1.e4 c5 2.g3 d5 3.Ag2 e6 4.e5 Cc6 5.f4 f6 6.Cf3 fxe5 7.fxe5 Cge7 8.0–0 Cg6 9.De2 c4 10.d4 cxd3 11.cxd3 Ac5+ 12.Rh1 0–0 13.Ag5 Dc7 14.Tc1 Db6 15.Cbd2 h6 16.Cb3 Ad4 17.Ad2 Axb2 18.Ae3 d4 19.Dxb2 dxe3 20.d4 Ca5 21.Dc3 Cxb3 22.axb3 Ad7 23.Dxe3 Ac6 24.Dd3 Ce7 25.Ch4 Tad8 26.Td1 Axg2+ 27.Rxg2 ½–½

Perez Perez,Francisco J - Pomar Salamanca,Arturo [B74]
ESP-ch, 1946
 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae2 Ag7 7.Ae3 Cc6 8.0–0 0–0 9.Cb3 a5 10.a4 Ae6 11.f4 Cb4 12.g4 Dc8 13.f5 Ac4 14.Ad4 Cd7 15.Axg7 Rxg7 16.Tf2 Ce5 17.g5 f6 18.Axc4 Dxc4 19.Cd4 Tf7 20.Dd2 fxg5 21.b3 Dc8 22.Ccb5 Dd7 23.Cc7 Tg8 24.Cce6+ Rh8 25.Cxg5 Tf6 26.Tg2 Cbc6 27.Rh1 Cxd4 28.Dxd4 gxf5 29.Tag1 Tgg6 30.h4 f4 31.Td2 Txg5 32.hxg5 Cf3 33.Th2 Cxd4 34.gxf6 exf6 35.Thg2 Dh3+ 36.Th2 Df3+ 0–1

 Collazo - Pomar Salamanca,Arturo [B74]
ESP-ch, 1946
 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae2 Ag7 7.Ae3 Cc6 8.Cb3 0–0 9.0–0 Ae6 10.f4 Ca5 11.f5 Ac4 12.Ad3 Cxb3 13.axb3 Axd3 14.Dxd3 Cg4 15.Ad4 Ce5 16.De3 a6 17.Tad1 Tc8 18.Dd2 Tc6 19.Cd5 Te8 20.Df4 Txc2 21.fxg6 fxg6 22.Axe5 Tf8 23.Dh4 Axe5 24.Cxe7+ Rg7 25.Txf8 Dxf8 26.Cd5 Ad4+ 27.Rh1 Tf2 28.De7+ Dxe7 29.Cxe7 Txb2 30.g3 Ac5 31.Td3 Rf6 32.Cd5+ Re5 33.Cc3 Txb3 34.Td5+ Re6 35.Ce2 Te3 36.Cf4+ Rd7 37.Cd3 Rc6 38.Cxc5 dxc5 39.Te5 c4 40.Te8 c3 41.Rg2 Rd7 42.Te5 b6 43.Td5+ Re6 44.Td8 b5 45.Tc8 Rd7 46.Tc5 Rd6 47.Tc8 b4 48.Rf2 Txe4 0–1

 Alekhine,Alexander - Pomar Salamanca,Arturo [E09]
Gijon, 1945
 1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cf3 Cf6 4.g3 Ae7 5.Ag2 0–0 6.0–0 c6 7.Cbd2 Cbd7 8.Dc2 Te8 9.Td1 Dc7 10.b3 dxc4 11.Cxc4 Cf8 12.Af4 Dd8 13.e4 Cg6 14.Ag5 h6 15.Ae3 Dc7 16.Cfe5 Cxe5 17.dxe5 Cd7 18.f4 Cb6 19.Cd6 Td8 20.Cb5 Db8 21.Txd8+ Axd8 22.Cd6 Dc7 23.a4 Ae7 24.Td1 Cd7 25.b4 b6 26.Dd2 Cf8 27.f5 f6 28.exf6 Axf6 29.Ce8 De7 30.Cxf6+ Dxf6 31.e5 Df7 32.f6 Ab7 33.fxg7 Dxg7 34.b5 cxb5 35.Axh6 Dh7 36.Dg5+ Rh8 37.Df6+ Rg8 38.Axb7 Dxb7 39.Td4 Rh7 40.Axf8 1–0

Pomar Salamanca,Arturo - Tartakower,S [D59]
London-A London (1), 1946
 1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 d5 4.Ag5 Ae7 5.e3 h6 6.Ah4 0–0 7.Cf3 b6 8.cxd5 Cxd5 9.Cxd5 Axh4 10.Cxc7 Axf2+ 11.Rxf2 Dxc7 12.Tc1 De7 13.Dc2 Cd7 14.Ab5 Cf6 15.Ce5 Ab7 16.Thf1 Cg4+ 17.Cxg4 Dh4+ 18.Rg1 Dxg4 19.De2 Dg5 20.Tc7 Ae4 21.Ad3 Axg2 22.Dxg2 Dxe3+ 23.Rh1 Dxd3 24.Tcxf7 Txf7 25.Dxa8+ Rh7 26.Txf7 Db1+ 27.Rg2 Dg6+ 28.Rf2 Dxf7+ 29.Re3 g5 30.De4+ Df5 31.Db7+ Rg6 32.Db8 Dh3+ 33.Rf2 Rh5 34.Dc7 Rg4 35.De5 Df3+ 36.Rg1 Dd1+ 37.Rg2 Dd2+ 38.Rg1 Dc1+ 39.Rg2 Dxb2+ 40.Rg1 Db1+ 41.Rg2 Dxa2+ 42.Rg1 Db1+ 43.Rg2 Dc2+ 44.Rg1 Dd1+ 45.Rg2 Df3+ 46.Rg1 Rh3 47.Dxe6+ Dg4+ 48.Dxg4+ Rxg4 49.h3+ Rf4 50.d5 Re5 0–1

Steiner,Herman - Pomar Salamanca,Arturo [D63]
London-A London (2), 1946
 1.Cf3 d5 2.d4 Cf6 3.c4 e6 4.Cc3 Ae7 5.Ag5 Cbd7 6.e3 0–0 7.Tc1 c6 8.a3 dxc4 9.Axc4 Cd5 10.Axe7 Dxe7 11.0–0 Cxc3 12.Txc3 e5 13.dxe5 Cxe5 14.Cxe5 Dxe5 15.f4 De4 16.Dh5 Dg6 17.Dh4 Af5 18.e4 Axe4 19.Tg3 Dd6 20.f5 De5 21.Tf4 Dd4+ 22.Tf2 Tad8 23.Ab3 Tfe8 24.h3 Ad3 25.Tg4 Te1+ 26.Rh2 De5+ 27.Tff4 Td7 28.Dg3 Tf1 29.Txg7+ Dxg7 30.Tg4 Dxg4 31.Dxg4+ Rf8 32.f6 Td6 33.Dc8+ 1–0

Pomar Salamanca,Arturo - Mieses
match. Londres. Pomar p.108, 1946
 1...Te1+ 2.Rh2 Te2 3.b4 Tc2 4.Txa7 Txc3 5.Ta6 cxb4 6.axb4 Tc6 7.b5 Te6 8.f4 Rg7 9.Ta7 g5 10.fxg5 hxg5 11.Tb7 Rf6 12.Rg1 Rg7 13.Rf2 Tf6+ 14.Rg3 Td6 15.Rg4 Rg6 16.Tc7 f5+ 17.Rf3 Rf6 18.Tc6 Txc6 19.bxc6 Re6 20.g3 b5 21.h4 b4 22.hxg5 b3 23.g6 b2 24.g7 Rf7 25.c7 b1D 26.g8D+ Rxg8 27.c8D+ Rf7 28.Dd7+ Rf6 ½–½


No sería hasta 14 años después en La Habana, durante la Olimpíada de Ajedrez, que en compañia de Francisco J. Pérez volví a saludarlo. Volví a verlo en 1980 en Malta, y a pesar de que sólo tenia 49 años, lo noté muy deteriorado. A pesar de que intenté que Ocampo propiciara un encuentro con Pomar, no logré ni siquiera charlar un par de palabras con él. Me comentó Eldis Cobo que Pomar ya no era la estrella de antes, habían surgido muchos nuevos jugadores y que incluso notaba mal de salud a Pomar. A veces a los viejos no nos queda si no recordar a los ídolos de antaño en sus mejores épocas, y no deseamos verlos en su declive. Ya para 1980, Don Arturo llevaba 35 años de competir en torneos internacionales y los pronósticos de que podría ser un campeón mundial que se le hacían en sus años mozos hace muchos años habían sido desechados.
Tengo que aceptar que me molestó que algunos maestros jóvenes españoles, compañeros de su equipo, no le guardaran las consideraciones debidas. Parecían olvidar que el avance que se dió por la promoción del ajedrez en España se debieron en gran parte al interés que despertó el que un muchacho de 15 años ganara el campeonato de España en 1946. Hoy veo por Internet que la vida ajedrecística en España es muy rica, que se vive un auge sin precedentes en su historia. Pero me permito observar, que sin negar el papel de los muchos organizadores que se sacrificaron, como mi amigo Puig en Barcelona, e incluso el MI Román Torán , Pomar fue fundamental para que ese auge se diera.
¡Elevo mi copa y brindo por Don Arturo Pomar Salamanca, Gran Maestro Internacional de Ajedrez y un verdadero grande de España!
Carlos Fruvas Garnica
Ciudad de México, a 2 de Octubre de 2001.