22 abr. 2016

¿CÓMO LLEGAR A CAMPEON DEL MUNDO? Por Salo Flohr



¿CÓMO LLEGAR A CAMPEON DEL MUNDO?
Por Salo Flohr
Gran Maestro Internacional

De la inolvidable revista "Jaque Mate". Esta vez retornamos a su número primogénito (Nº 1 y 2, marzo abril de 1964), del cual extraemos una colaboración de Flohr  y vemos como se pensaba en torno al tema de la preparación, allá por la década de los 50 y los 60.



Cuando se celebró el primer gran torneo internacional de ajedrez  en Moscú —eso fue en 1925— participaron la flor y nata de los ajedrecistas mundiales.
Dado esto por sentado, los científicos soviéticos tuvieron una excelente oportunidad de descubrir si allí hubo algo físico y mentalmente peculiar acerca de los jugadores de este juego mundialmente apreciado.
Mucho después supimos su decisión. Después de haberlo meditado debidamente, dieron a conocer su diagnóstico. El reporte fue sorprendente: los ajedrecistas son seres normales.
Hasta lo que se, no se han hecho nuevos experimentos de esa naturaleza.
Nadie se mantiene fresco
No soy ni científico ni doctor, pero puedo decir con absoluta certeza que no hay un solo jugador que pueda sentirse perfectamente fresco frente al tablero.
Es cierto que cada jugador es un actor en cierto grado y el adiestramiento es una de sus armas más eficaces.
Usted puede creer que Petrosian, Botvinnik, Tahl y otros suelen jugar con calma olímpica, pero eso sería un error. Por supuesto, ellos tienen mejor control de sus nervios que los demás, pero cuando los éxitos comienzan a escaparse de sus manos, usted podrá notar que sus orejas se tornan rojizas.
Las palpitaciones del corazón de un ajedrecista dependen en grado sumo de lo que está sucediendo en el tablero.
Estoy seguro de que muchos , sino todos mis lectores, les gustaría llegar a ser campeones del mundo. Puedo decir a usted lo que debe hacer para alcanzar tal ambición, aunque nunca he sido campeón del mundo, tanto como he deseado serlo.
También quiero aprovechar la oportunidad para contestar algunas preguntas que se me han formulado.

El ajedrez comienza a los diez años
¿Cuándo es el mejor momento para aprender a jugar ajedrez? El ajedrez, como  el amor, es infeccioso a cualquier edad. Alekhine, el más grande jugador de todos los tiempos, se inició en el ajedrez a la edad de siete años y era todo un maestro cuando llegó a los dieciséis. Reshewsky, el gran maestro norteamericano, dio exhibiciones de simultáneas en varias capitales de Europa teniendo tan solo de siete a nueve años. Algunas lenguas maliciosas  han afirmado que Reshewsky jugaba mejor siendo niño que ahora que es adulto!
Capablanca por primera vez movió un peón cuando tenía cuatro años de edad.
Tahl llegó a ser campeón de la URSS a la edad de 20 años.
Me parece que el mejor momento para iniciarse en ajedrez es a la edad de diez años. Sin embargo, debiéramos tener en mente el hecho de que un muchacho  está más propenso a interesarse muy pronto, como en cualquier otro juego.
Por qué los soviéticos sobresalen
A menudo se nos pregunta en el extranjero cuál es el secreto de nuestros éxitos y como la URSS encuentra tanto talento joven.
Por supuesto nuestro único "secreto" es que la URSS concede una enorme importancia a la educación de las generaciones más jóvenes, dándole a cada una la oportunidad de desarrollar su habilidad en cualquier campo.
Spassky y Thal no caen del cielo: tenemos que educarlos.
Pero permítasenos suponer que usted es ya un ajedrecista de primera clase y está en camino de conquistar el campeonato mundial. ¿Cuál ha de ser , pues su régimen a seguir?
Cuide su salud
Los más prominentes ajedrecistas mundiales, los grandes maestros de la URSS cuidan extremadamente su salud y su forma de juego con mucho cuidado.
De nuestros diecinueve grandes maestros[1] solo cinco son fumadores. Smyslov y Botvinnik son archi enemigos del tabaco o cigarro.
Recuerdo un incidente en que se vio envuelto el gran maestro Nimzowitch. El no podía tolerar el humo del cigarro, y en un torneo pidió como condición que su oponente no debía fumar.
Sus rivales aceptaron. Cuando Bogoljubow puso una caja llena de tabacos sobre la mesa antes de sentarse a jugar contra él, Nimzowitch se dirigió con gran excitación al árbitro principal.
El árbitro investigó el caso y le dijo: "Pero Bogoljubow no está fumando"
"Lo se —gruño Nimzowicht— pero intenta hacerlo, y en ajedrez la amenaza es más poderosa que la ejecución".
Botvinnik se abastece con anticipación para todas las conveniencias o inconveniencias de un torneo.
Su entrenamiento lo planea con tanta precisión, que antes de iniciar un torneo hace que su entrenador lo envuelva continuamente con nubes de humo para acostumbrase a jugar contra adversarios fumadores..
Meticulosa preparación de Botvinnik
Botvinnik ha estado cuidando diariamente su salud desde su infancia. Todos los días rinde dos horas de caminata. Medita largamente frente al tablero durante cada partida y raramente se levanta de la mesa.
Come un pedazo de chocolate a intervalos y toma una taza de té con limón cada dos horas y media de juego. Ya es característico su habitual thermo que lleva consigo en cada ronda.
Hablando de limones, en 1954, durante el match URSS-EUA. "The New York Times" informó a sus lectores sobre la sed de Bronstein durante el juego en el Hotel Roosevelt.
Bebió el jugo de nueve limones
            Bronstein pidió un vaso de jugo de limón y un espectador americano trató de corregirlo diciéndole: "¿Usted querrá decir limonada?"
            No, Bronstein insistió que el jugo de nueve limones grandes fueran exprimidos en su vaso y el hombre de Moscú lo bebió de un solo sorbo hasta la última gota!
            Este incidente, que causó alguna sensación en los Estados Unidos, tiene fácil explicación. Por regla, nuestros jugadores de ajedrez van acompañados de un médico. Este doctor, dándose cuenta que Bronstein se estaba cansando. Le aconsejó que bebiera algún limón como tónico.
            Y tomó tanta dosis, que ganó las cuatro partidas de su match.
            Beba jugo de limón y juegue como Bronstein, y entonces usted no necesita temerle a su adversario. Por mi parte, no aconsejaría que usted tomar "refrescos" más fuertes
Peligros del café
            En muchos países occidentales los doctores insisten en que el café es bueno para ña salud y que es un buen estimulante. Yo fui también bebedor de café; pero más tarde he llegado a la conclusión de que grandes dosis de café —particularmente en la noche— es dañino. Produce sueño inquieto.
            ¿Necesito decir que Lasker, Capablanca, Euwe, Botvinnik, Smyslov —ninguno de ellos— jamás bebió fuertes bebidas espirituosas?
            Cada persona tiene sus propios hábitos; pero si logran control sobre ellos, pueden librarse de cualquier vicio.
            Entre nuestros grandes maestros hay unos pocos quienes fumaron mucho en el pasado, pero se dieron cuenta de lo dañino que es el cigarro y lo dejaron.
            Después de una pérdida temporal de su título  de campeón del mundo, Alekhine, (que estaba entregado de lleno al alcohol), dejó de fumar y beber café y vino, dedicándose en cambio a beber tanta leche, que un reportero publicó una vez que él viajaba de un sitio a otro llevando su propia vaca.
¿Resultado? El Alekhine que llegó a Holanda en 1937 para el match revancha por el título era un hombre enteramente distinto, pletórico de confianza y rebosante de salud. Fácilmente batió a Euwe recuperando la corona mundial. ¡Saludable ejemplo de lo que puede la fuerza de voluntad!
Pescado preferible a carne
            Cuando un ajedrecista se está comportando bien en un torneo, el público con frecuencia se pregunta cual es su dieta. Recuerdo que una vez pregunté a la esposa de Smyslov, en ocasión de que este derrotaba a Botvinnik durante el match por el campeonato del mundo de 1957:
—¿Con qué alimenta usted a Basilio que está jugando tan bien y derrotando a Botvinnik?
            La respuesta vino únicamente a fines del match. "Más que nada le doy bacalao".
            Por tanto, queridos lectores, acepten la receta de Smyslov y coman Bacalao. Es un pescado barato pero muy nutritivo y le ayudará a usted a convertirse en campeón.
            Los ajedrecistas  a menudo prefieren pescado en la comida . Prefieren no comer tarde en la noche ni hacerlo con exceso.
            Cualesquiera que sean vuestros triunfos, permanezca siempre inalterable y modesto, aunque ello  a veces no esté de acuerdo con vuestro modo de ser.
            Recuerdo que Bogoljubow en su época no reconocía genios jóvenes. Su observación habitual era: "Si, esos jóvenes lo están haciendo muy bien, pero yo insisto  en que el mundo tiene solamente dos reales jugadores de ajedrez, y el segundo hombre que tengo en mente es Alekhine".
Ejercicio físico también
            Creo que he dado a los lectores los principales requisitos para llegar a campeón del mundo. Pero perdón, he pasado por alto otro de talle más: practique también deportes.
            Los principales ajedrecistas soviéticos lo practican. Botvinnik y Smyslov van a los gimnasios y a los salones de patinar. Spassky practica atletismo, Keres tennis (es un jugador de primera clase en ese juego), Gueller basket ball.
Guie un automóvil
            Muchos grandes maestros creen que guiar un automóvil es un buen pasatiempo para escapar al esfuerzo mental. A menudo encontramos a Botvinnik, Smyslov, Keres, kotov, Gueller Taimanov, Lilienthal y Averbach guiando sus carros.
            Oh sí. Con frecuencia tienen problemas de tráfico mientras manejan. Recuerdo que hace algunos años cuando Mark Taimanov, entonces un driver inexperto, quiso enseñarle a Smyslov las vistas panorámicas de Leningrado desde su automóvil.
            Muy pronto fueron detenidos por un policía de tráfico.
—Llevo conmigo a un distinguido huésped de Moscú —argumentó Taimanov— él es Smyslov, el campeón del mundo.
            El oficial replicó con mucha calma: —Si está paseando con el campeón del mundo debiera usted tener más cuidado en no violar las leyes! Tendrá que pagar usted una multa.


[1] Aunque son cifras de comienzo de los 60, no dejan de parecernos sorprendentes para la época.