22 abr. 2016

El Ajedrez Rápido y el Blitz y Como Jugarlo Provechosamente.




Un alto funcionario de la FIDE que ha seguido mis artículos con asiduidad y que por una foto recordó lo mucho que lo ayude en sus horas aciagas, convenció a un capitalista empresario muy amigo de él y fanático del blitz y el ajedrez rápido y que ve en esas versiones del ajedrez grandes posibilidades sociales, culturales, políticas y sobre todo económicas.
Dicho empresario recuerda un Torneo de Blitz realizado a finales de 1972 donde me vio vencer al GM Vlastimil Hort , empatar con el GM Bent Larsen y tener entre las cuerdas al GM Keres y al futuro campeón mundial y ya entonces temible en blitz, Anatoly Karpov, cuando yo tenía 19 años. Me preguntaba porque no recomendaba el que se jugase blitz. Argumentaba además que actualmente 44 años después, la mayoría de los jugadores de ajedrez juegan más partidas de blitz y de rápidas que de Torneos “Clásicos” y que la vida real de ellos es dedicar en la práctica el triple de horas a los blitz y rápidas que en torneos clásicos.
De hecho me decía que había revisado mis actividades en 2015 y que yo había jugado muchos torneos blitz y rápidos y realmente pocos torneos “formales”. El visitó la Ciudad de México a finales de 2015 y me vio ganar un torneo rápido en el Metro en que llevaba un punto de ventaja sobre los demás antes de la última ronda y con eso gané mi boleto al Carlos Torre in Memoriam de 2015 (que por cierto no jugué, preparando mi mudanza a La Habana), así como unos torneos blitz en chessboutiques en que vencí al MI Roberto Martín del Campo y a otros maestros FIDE que tenían bastante Elo. Y me cuestionaba ¿Por qué denostar tanto al blitz y al ajedrez rápido si le va muy bien en ellos?
Mi respuesta era que desde el punto de vista pedagógico y como entrenador sabía que el blitz dañaba el desarrollo de los jugadores para destacar en torneos “formales”. “¿Y realmente esos que usted entrena no preferirían mejor jugar excelentemente blitz y rapidas que ajedrez clásico? “Después de todo hay por cada torneo clásico diez de esas versiones” .
Me propuso algo extraño. Ya que estaría en Cuba en enero en adelante, me encargaría de un plan de preparación especial para él, que con 57 años quería ganar unos torneos senior en Europa de blitz y rápido y si para febrero había aumentado realmente su fuerza en esas versiones, me daría un “bono” bastante considerable y  a la larga vería mi método publicado y apoyaría algunos proyectos de inversión en Cuba que tenía yo en mente.
El caso es que acepte y me pagó una cuota normal al principio, pero a fines de febrero constató su avance y satisfecho, me dio el famoso “bono” y parece que hay perspectivas buenas financieras con él.

Como me comprometí, primero estudie profundamente como entrenar y enseñar a jugar blitz y rápidas.  Me leí con cuidado el libro de Chepukaitis sobre ajedrez rápido y blitz, los de Nakamura sobre Bala, y una media docena de libros sobre el tema. Examine las notas de Chepukaitis que tomó de Makogonov y que dice le fueron claves, así como unas notas de Rokhlin del libro de Carlos Torre, Desarrollo de la Habilidad en Ajedrez donde Torre habla muy ampliamente de la importancia de tener un repertorio de aperturas y desarrollas “rutinas” para todas las tareas en ajedrez, algo que hoy llamaríamos “algoritmos”. Esa fue una parte cercenada en la versión en inglés del libro de Torre, lo que llama “El ajedrez rutinario”, que a algunos les pareció políticamente no aceptable por citar muchas ideas de Lenin. Ahora que es aniversario del nacimiento de Vladimir Ilich, pensé en escribir algo sobre las ideas de Lenin respecto a como jugar ajedrez y recordé ese capítulo de Torre, pero decidí escribir mejor hoy sobre blitz, puesto que mi “alumno especial” me anuncia su visita a México y un plan para desarrollar una especie de liga empresarial de ajedrez blitz y rápido, “los empresarios y grandes capitalistas no tienen tiempo para otro tipo de ajedrez, pero quieren jugar ajedrez y ganar. Creo que el ajedrez blitz puede hacer mucho por ellos”. 

El programa de entrenamiento y clases que diseñe ya lo tengo en una especie de libro, pero quiero primero difundirlo y convocar a cursos de “Como jugar blitz y partidas rápidas” para tener un buen número de experiencias exitosas y perfeccionar los modelos antes de que lo publique mi acaudalado alumno. Asi que no se sorprendan si en el futuro escribo mucho de blitz. Pero me queda la idea de que ¿Hay que elegir entre jugar bien blitz y rápidas o jugar ajedrez “clásico” a buen nivel” Como Fischer decía: “Primero juega bien ajedrez normal, y seguro jugarás muy bien el blitz, no al revés, ya que para el blitz las aperturas son básicas y para el ajedrez de torneos son los finales, que se estudian solos, las aperturas finalmente te obligan a recurrir a los finales. Es aventar piezas con rutinas el blitz, como hace Tal..”

Habrá que dar un curso, y seguramente el capítulo de “Rutinas” de Torre será fundamental, así como algunas observaciones que anote de Fischer cuando yo  jugaba largos duelos de blitz con el GM Miguel Angel Quinteros cuando el Sr. Manuel Vega Lopez de Llergo, presidente fundador de FENAMAC organizaba el match Fischer vs Quinteros en Cancún, México.