22 abr. 2016

Memorias de un ajedrecista mexicano




(Dedicado a la memoria del Gral. y Dr. Francisco Raúl Vargas Basurto, 1894-1959)
Por Carlos Fruvas Garnica
Número 2
"Nada nuevo bajo el sol"
El Primer Campeonato Panamericano, Hollywood 1945
En estos días se juega en el hermoso Valle de Cauca en Colombia el Campeonato Continental o Panamericano 2001. Calí, con su ambiente trópical tiene una tradición en el desarrollo de eventos ajedrecísticos, pero este torneo es su consagración.
Aprovechando la ocasión, quisiera referirme al Primer Torneo Panamericano, que se realizó en 1945 y en el que participaron los mexicanos, el entonces mayor José Joaquín Aráiza y el Ing. Joaquín Camarena López Portillo.
Este par de maestros, quienes participaron juntos en varios torneos en el extranjero, eran el prototipo del jugador luchón y garrudo, bronco y coyotón. Repletos de astucias y con una experiencia amplia. Era el ajedrez "macho" de esa época. Contrastaban con los caballerosos Abel Pérez Herrera y Joaquín Medina Zavalía. Araíza y Camarena dominaron una época, solo a veces interrumpida por Alonso, Raúl Reza, y muy ligeramente por Baéz y Ferríz. Entre 1943 y 1956, el dominio de la pareja Araíza y Camarena fue absoluta. Recientemente leí que en El Salvador jugó el nicaragüense Edmundo Davila, y no dejé de recordar que en el tiempo que vivió en México, por 1959, el ingeniero se disputaba los torneos con Ferríz, Ventosa y por supuesto Camarena. En ese tiempo era el organizador de torneos el escritor Juan José Arreola en la llamada Casa de Lago de Chapultepec.
Pero retornando a Hollywood, la nómina era muy fuerte y los resultados no fueron muy satisfactorios para nuestros compatriotas. Veamos los resultados:
--------------------------------------------------------------------
 P. Jugador                    JG      JP      JT      Puntos     
--------------------------------------------------------------------
 1. Samuel Reshevsky (EUA)     9       0       3       10.5 de 12 !
 2. Reuben Fine (EUA)          6       0       6       9.0       
 3. Herman Pilnik (Argentina)  6       1       5       8.5       
 4. I.A. Horowitz (EUA)               5       1       6       8.0       
 5. Isaac Kashdan (EUA)               5       3       4       7.0       
 6. Hector Rossetto (Argentina)       4       3       5       6.5       
 7. Weaver Adams (EUA)         5       6       1       5.5       
 8. Herman Steiner (EUA)       4       5       3       5.5       
 9. J.J. Araíza (México)       2       4       6       5.0       
10. Dr.W.O.Cruz (Brasil)       2       4       6       5.0       
11. Dr.J. Broderman (Cuba)     2       7       3       3.5       
12. H. Seidaman (EUA)          2       8       2       3.0       
13. J. Camarena (México)       0       10      2       1.0       
--------------------------------------------------------------------
Es curioso observar que la mayoría de los jugadores norteamericanos son los mismos con los que Araíza compitiera 11 años antes en Chicago y Siracusa en 1934. Lo que indica que ni en EUA ni en México surgieron nuevas figuras.
Incluso Camarena ya destacaba en 1934. La estrella norteamericana que surgiría luego sería Larry Evans en 1948. Hubo partidas interesantes que adjunto. Mi fuente son las notas que hice con Broderman, el representante cubano y la revista "Chess Review" de la época.
Hollywood era un lugar curioso para desarrollar un torneo como éste. Podemos citar muchos actores de cine que eran aficionados al ajedrez. Están Charlie Chaplin, Humprey Bogart, Charles Boyer, Franchot Tone, Basil Rathbone, Nigel Bruce entre otros. Entre las bellas se distinguían Myrna Loy, Linda Darnell, Maureen O'Sullivan y Mitzi Mayfair. Algunos asistían al Club que Herman Steiner tenia en Hollywood. Son famosas las fotos de Bogart jugando ajedrez durante la filmación de "Casablanca", con Peter Lorre, pero que no fueron parte de las escenas en la película. Respecto a Bogart yo no lo conocí en Cuba porque contra lo que se ha escrito, cuando se filmó "Tener o no tener", la inmortal de Hemingway, no jugó una sola partida. En cambio conocí a Spencer Tracy cuando preparaban la filmación de la otra novela de Hemingway, "El Viejo y el mar", que a pesar de que la novela se sitúa en Cojimar, al este de La Habana, la pelicula terminó filmándose en el Perú. Pero viajaron a La Habana con el gran "papa", para preparar el rodaje. Sólo algunas escenas muy cortas se grabaron en Cojimar, y ahí, en el café "La Terraza", estuve cerca de Spencer.

Con Broderman jugué algunas partidas en La Habana, pero en Hollywood sostuvo una buena partida contra Horowitz que puse en la selección. Otra partida de Broderman que pongo es contra Reshevsky. Con él viaje a Hollywood desde Cuba, pero luego retorné a México con Camarena, en largo viaje terrestre. En ese tiempo, el mejor jugador cubano era posiblemente el médico naval Juan González, excelente amigo y condiscípulo mio del Colegio de Belén en Cuba. De él sólo sé que residió en Miami muchos años y falleció en los setentas. Rossetto era una de las estrellas latinoamericanas, aunque en aquel tiempo sólo tenía 22 años. Viajó continuamente a La Habana después de 1959 y participó en varios Capablanca in Memoriam. El que destacó fue el alemán, nacido en Stturgart, Pilnik, quien emigró a la Argentina, representándola con éxito en muchos torneos internacionales. Al final de su vida vivió en Venezuela y Nicaragua. Fue mentor, al parecer, de los Maestros Internacionales venezolanos Palacios y Ostos en los setentas.
De Pilnik, puedo decir que era el "galán" del evento, el preferido de las damas, característica que conservó hasta bien entrada su "edad plena". A los sesenta años seguía siendo un "dandy". Cada vez que yo sacaba un "habano", se aparecía Pilnik y me "picaba" mis partagás. A Seidman además de los fuertes jugadores, lo dañó la conscripción, pues perdió dos partidas de torneo por default, ya que los "marines" lo requirieron. Realizado el torneo en octubre de 1945, como todavía había combates en Japón, las autoridades no se tentaron en arruinarle el evento. Me contaron que en 1941, varios maestros rusos nada más terminaban el Campeonato de la URSS, los mandaron al frente, pereciendo varios muy notables, mientras otros, como Alexandr Tolush, el maestro de Spassky, regresaron con varias medallas y como héroes de la Unión Soviética.
Coincidió con el torneo la llegada de Filipinas de algunos miembros del Escuadrón 201 de México, pretexto que utilicé para viajar a Los Angeles y organizarles una recepción, donde conocí al cocinero del escuadrón y buen ajedrecista Federico Arreola, que luego fuera famoso "Cheff" en el Maria Isabel Sheraton, en Reforma de la Ciudad de México.
A pesar de los ceros que le ponían a Camarena, me llamaba la atención que su espíritu no decaía en ese "hercúles" mexicano. Un hombre realmente muy fuerte físicamente y que disputaba a Pilnik "las conquistas" entre las feminas, sobre todo Myrna Loy.
Ese Panamericano en Hollywood fue muy especial.
"Fellow duffers! In Bright Sauterne
I pledge our new resolve, to tame
That mothlike zeal with which we burn:
To capture a pawn, and lose the game.
-Nathaniel Weiss.