29 nov. 2014

110 aniversario del GM Carlos Torre Repetto, estrella internacional de ajedrez.




Hoy hace 110 años nació Carlos Torre Repetto, gloria del ajedrez internacional y orgullo de México.
Relata la revista “64” de Enero de 1926 como pasó el 29 de noviembre de 1925 cuando el Gran Maestro oriundo de Mérida cumplía los 21 años.
En esa época en la Unión Sovíetica, país joven, con menos de 8 años de constituído apostaba a sus jovenes y a la construcción del hombre nuevo del siglo XX. Dado que Torre era el más joven de los participantes en el Torneo Internacional de Moscú, estaban los organizadores muy pendientes de su llegada a la edad que en aquel entonces era la de ser ciudadano, si bien pronto cambiaría esa ley y se establecería la de 18 años como la edad adulta. Pero en 1925, los 21 era la marca, y era la edad mínima para pertencer a la Asociación Internacional de Ajedrez de los Trabajadores, a la que pertenecía la URSS, ya que hasta 1946, tras la segunda guerra mundial la Federación de Ajedrez de la Unión Soviética se afiliaría a la FIDE, que había sido fundada en 1924 y que se consideraba en Moscú como un ente gobernado por los burgeses, donde los fascistas italianos y la centro derecha francesa la controlaban. Tampoco entonces el Comité Olímpico Internacional era bien visto por los soviéticos.
El caso es que a Torre le dieron la membresía a esa asociación internacional a la que tambien pertenecieron Lasker y Capablanca, además de 10 000 jugadores soviéticos en 1925, aunque ya para 1939 estaban afiliados dos millones de jugadores de 6 países. Ese distintivo especial que le dieran a Torre, termino regalado a Diego Rivera cuando se inauguró el Mercado Lic. Abelardo L. Rodríguez y se esperaba Torre diera simultaneas, pero no asistió y pidio al Lic. Isidro Fabela que se la hiciera llegar, aunque finalmente el Lic. Agustín Freyría sería el ajedrecista que llevara ese presente al maestro Diego Rivera, según escribiera el tesorero de la Federación Mexicana de Ajedrez, el Lic. Agustín Garza Galindo en la Revista Mexicana de Ajedrez.
Torre también recibió de presente un Samovar elaborado por los miembros del club de ajedrez de la fabrica de implementos de cocina de la Ciudad de Leningrado (hoy San Petersburgo). No he podido averiguar donde quedó, pero Rokhlin recuerda que Torre lo llevó a Mérida y que quedo con su hermana Concepción.
El caso es que se festejaron en grande esos 21 años, aunque Torre evitó brindar con vodka, o con un “cognac” armenio que le ofrecieron. Abstemio total, nunca se supo que bebiese una copa, pero en cambio parece que se fumó un habano, regalo de un periodista español que cubría el evento y las andanzas de Capablanca para el Diario de la Marina de La Habana.
El viernes 28 de noviembre en la noche, jugamos un torneo blitz mientras el maestro Javier Benitez, el maestro Roberto Gonzales Salto y yo veíamos el realizar un grupo de entrenamiento en el cómodo club de Omnichess, Segovia 117, recordabamos que al dia siguiente sería el cumpleaños de Torre. El Maestro Internacional Oscar Sanchez y varios más comentabamos sobre las ideas de Torre para entrenar y lo interesante que sería rescatar todas las partidas que comentó Torre para la Revista American Chess Bulletin, más de una centena, y recopilar todo lo que escribió el maestro.

El Torneo lo ganamos empatados con 9 puntos de 10, el joven maestro Javier Benitez y yo, pero en el trayecto a nuestros hogares, vivimos relativamente cerca y su amable padre, viejo amigo mio, me toleraron un largo monologo de Torre y quedamos en hacer más por mantener viva la memoria del gran maestro y gran filosofo que fue Carlos Jesús Torre Repetto.