10 nov. 2014

En el día del nacimiento de Mikhail Tal gana Carlsen.




Mikhail Nekhemevich tenía una frase habitual “¡Jugaron sabroso! Cuando veía una buena jugada o una buena partida; pero aunque hubo un resultado en la segunda partida, Carlsen no tuvo que emplearse mucho y ni siquiera fue exprimiendo su ligera ventaja, sino que vio la oportunidad y se fue el ataque sin más, y aunque pareciera que había defensa más o menos sin grandes problemas, Anand se enredó y perdió. Muy rápido para sorpresa de muchos, incluido Carlsen.
Creo que Anand no se ha recuperado sicológicamente de su anterior match con Carlsen y juega como espantado, aunque diga lo contrario. Está jugando debajo de su verdadero nivel.
Ya de por si el interés por el match no era muy grande pues pocos daban alguna oportunidad a Anand, a pesar de que ha tenido buenas demostraciones en torneos, pero su derrota anterior no es algo que tan pronto se cura sicológicamente. Anand es muy diferente a Botvinnik y hoy día es difícil tener las condiciones de aislamiento y disciplina que lograba Mikhail Moiseyevich, además Anand tuvo que ganarse su derecho a la revancha en un evento exigente. En suma, el 86% de posibilidades que daban las computadoras al triunfo de Carlsen estaban claras para muchos sin cálculo matemático alguno.
Hay muchos que se conectan al sitio oficial de Internet, casi dos millones, lo que sin embargo es muy bajo a lo que se esperaba, pero menos de 200 mil se mantuvieron conectados toda la partida, aunque un sitio con la partida comentada en PGN reporta que bajaron 6 millones de veces el archivo de la segunda, pero parece que inflaron mucho el número.
Cuatro personas me mandan 6 veces al día comentarios y observaciones directas, o sea 24 reportes y aún así poco uno encuentra realmente interesante.
El Profesor Mario Ramírez Barajas me reporta las incidencias de la reunión del Buró de la FIDE y es sólo un poco más interesante que el match. Ya está por concluir y veremos si hay novedades de sedes o cosas así.
A mi en lo personal me preocupaba las licencias de Entrenador FIDE que aunque ya proliferan y las dan tras un cursito inocuo de 20 horas, y más con grilla que con examen, parece imposible tenerla al día si no la paga una federación, cuando se supone que es algo personal y si uno depende de la federación nacional, puede esperar años, pues realmente en FENAMAC parece que todo lo dejan al ahí se va. Es difícil siquiera cruzar palabra con los directivos, en 6 años ni dos minutos seguidos he podido hablar con el presi, por eso lo hago más con el Prof. Ramírez a quien conozco desde hace 30 años y hemos trabajado juntos en diversas instituciones y es más abierto a las observaciones, aunque sin discutir de política nacional pues somos de partidos diferentes. El caso es que la capacitación de instructores y entrenadores es básico para el desarrollo del ajedrez y no puede ser cosa de empresas con cursillos balínes en que no hay ningún requisito previo, ni siquiera saber mover las piezas para que den patentes de corso. La FIDE también es ligera en eso, pero al menos pone algunos tamices, pero hay tendencia más hacia hacer la titulación cuestión de dinero que de verdaderos méritos, pero es tan evidente cuando un instructor no esta capacitado que poco a poco se van decantando, así les den los títulos que les den.
Otra preocupación es ver que se le ocurre a la FIDE para hacerse de fondos y no inventen cosas desde dar más rapidez al ajedrez, hacerlo con dados, u otra vacilada engaña bobos.
El caso es que de ahí hay mas noticias interesantes. Los apostadores dicen que ahora la apuesta interesante es ver cuando Anand logra tablas, ya descartan las de ver quien gana la partida, parece más emocionante atinar cuando Carlsen no gana…