9 nov. 2014

Apoyar a ajedrecistas.



En tiempos en que el paternalismo gubernamental parece a muchos compra de conciencias, es difícil el debatir como apoyar a los jóvenes ajedrecistas.
Dije jóvenes, porque hay quienes creen que el apoyo en los torneos son para los GMs o los jugadores de alto rating, los profesionales. Como si lo importante fuese que participasen grandes jugadores, pues de otra manera el torneo no tiene validez.
Ya el torneo de los millones de Las Vegas demostró que los jugadores de gran categoría van si hay buenos premios y que las condiciones deben ser iguales para los de 2800 que para los de 2100. ¿O que, además de que son jugadores profesionales y ya tienen la ventaja de experiencia se les va a dar ventaja en condiciones? Es como patrocinar en universidades a los doctorados, más bien se apoyo a que los estudiantes se doctoren, pero ya con título, pues que hagan valer ese título aportando…
El ajedrez es el único deporte en que cuarentones siguen pidiendo chichi para que los apoyen. Cada vez que hay un torneo van a caravanear a alguien para que les de dinero o les paguen gastos. Claro que a cambio van a decir que el evento estuvo fabulosamente organizado aunque sea un desastre.
Otros “organizadores” les dan “facilidades” a los periodistas para que escriban bien del evento y señalen solo lo bueno.
Claro que a los invitados los traen en hoteles de lujo mientras que a la masa de ajedrecistas los tratan mal. Por eso hay torneos en que los 20 mejores jugadores en las primeras mesas son extranjeros, pues a esos se les dan “condiciones”, descuentos, etc; y forman equipos que acaparan los premios. Juegan mejor, claro, pero si además están amafiados, pues son imbatibles.
¿Cómo es la cosa? Le preguntaban a Fischer después de su desastre en Curazao de 1962. Fischer cada partida con los rusos en un torneo de veinte rondas la tenía que jugar a morir, mientras los rusos entre ellos hacían tablas de vez en cuando para tomarse un descanso. Tronaron a Fischer y fue tan evidente que la FIDE cambió el sistema del Torneo de Candidatos para que no volviese a pasar. Si un organizador quiere que se formen “equipos” basta con dar al primer lugar $5000.00 y al segundo la mitad de ese monto, eso propiciará el “clavado”. Si van a dar $10 mil pesos, lo idiota es repartir 6 al primero , 2 al segundo , 1 al tercero y al cuarto y quinto de a quinientos. Eso seguro será clavados y arreglos, sobre todo con jugadores desesperados por hacer “la América” en México. Lo lógico era 4,3,2,1, por lo menos. Pero la idea es dar el grande al primero y la mitad al segundo, y así….
Una cosa que llama la atención es que se gasta más en “organización” que en premios, pues en “hospedaje y atenciones” concentran los presupuestos para atender bien a los cuates, fomentando las cortesanías y los caravaneos. Al grito de que de la “obra sobra”, entramos en las complicidades del paternalismo con los hijos de …
Apoyar al ajedrez es hacer educación de ajedrez, enseñanza, torneos FIDE serios, no suizos para que el dinero se exporte, hacer que los niños piensen, no hacer torneos de tres minutos para que avienten piezas. Menos circo y más sustancia. Es mejor un “garritas” como los que hace el MI Gongora que torneos “Nacionales” de aquí y allá o de 20 minutos o peor de 5. Mejor sería presupuestar 20 FIDEs estilo “garritas” garantizando a los niños y jóvenes foqueo con jugadores de más de 2000 de Elo, que mandarlos a la Conchinchina para que gasten los padres para que sus hijos jueguen a mil kilómetros de distancia con niños de 1200 de Elo. Asi pueden gastarse millones que el niño no progresa, en cambio por 500 pesos pueden jugar con dos o tres de más de 2000 y verán que en dos meses suben lo que en seis meses con viajecitos a Turquia pagando hoteles al doble de costo habitual, pero haciendo el agosto de la FIDE y de los “organizadores”. Turquía es bellísima, pero vayan de visita, el “turismo ajedrecístico infantil” es la peor inversión. No crean que motiva. Saquen estadísticas y verán que hay un alto índice de deserción entre los niños que viajaban a esos torneos. Mejor inviertan en “·garritas” o algo así…