5 ene. 2017

La Fórmula Bondarevsky para el éxito en ajedrez, base de Campeones Mundiales de Ajedrez.





Cuando uno se adentra en los archivos de curriculums de entrenadores soviéticos destacados, llama la atención la frecuencia con la que aparecen referencias sobre seminarios y trabajos que se realizaron relacionados con el GM Igor Zajarovich Bondarevsky.
Originario de la misma ciudad donde naciera Tartakover, Rostov del Don, destacó como jugador antes de la segunda guerra mundial, empatando el campeonato de la URSS en 1940, pero los años de guerra, y más por la región en que radicaba que estaba cerca del frente, lo limitaron un poco, aunque ya en  1950 estaba clasificado en el Torneo de Candidatos para el campeonato del mundo a los 37 años de edad, pero perdió esa oportunidad de su vida por una enfermedad, que minó su salud y parece que fue clave para que prácticamente se enfocase más a entrenar. También se involucró a jugar por correspondencia y fue de los primeros, pocos por cierto, en tener el titulo de Gran Maestro Internacional en el tablero y por Correspondencia, así como por organizador obtuvo el de Arbitro Internacional.
 En 1974 en la Olimpíada Mundial Femenina en Medellín, Colombia; donde era entrenador y analista del equipo mexicano,  tuve oportunidad de intercambiar algunas notas personales de Bondarevsky, gracias a la Xerox copiomania que por esos años tenía, gracias a programas que Bondarevsky hizo para su esposa, la GM Valentina Kozlovzkaya, y otras que me facilitó el entrenador que acompañaba al equipo de la URSS en Medellín, Konstantinopolsky.

En particular me llamaron la atención un programa de clases y organización que diseño Bondarevsky para la república de Uzbekistán, la Gran Bukaria, que a la larga hizo surgir un respetable centro de ajedrez en Taskent,  de ahí han surgido grandes maestros como Grigory Serper, que me parece el más notable autor en inglés actualmente por internet y también de Uzbekistan es el excampeón mundial el Gran Maestro Rustam Kasimdzhanov, nacido en 1979. Recientemente surgió en ese país un niño prodigio que derrotaba grandes maestros desde los once años, Nordibek Abdusattorov.

Por supuesto que Bondarevsky es más famoso por sus libros y por su trabajo con el campeón mundial Boris Spassky, pero me parece que su labor como conductor de las selecciones de la URSS, su labor especial con Smyslov, amigo y contemporáneo, con quien tuvo contacto desde que eran veinteañeros, no ha sido muy comentada por la prensa especializada.

 

Su formación de economista, lo hacía extremadamente cuidadoso y era un experto en planificación, lo que fue muy importante para auxiliar a varios entrenadores destacados de la URSS, como Koblentz, Vladimir Zak y varios otros.

Varios de sus primeros libros fueron básicos para la capacitación de entrenadores, aunque la edición de 1966 de como estudiar ajedrez es de lo que a me llama la atención. En castellano afortunadamente se tradujo el de Combinaciones en el Medio Juego que a muchos entrenadores mexicanos nos pareció excelente libro de cabecera para dar clases de táctica.

Al principio quería escribir sobre las fórmulas de Zak y Koblentz, pero al revisar las notas que obtuve en 1974 y compararlas con unas de Modell de 1936 y las de Bondarevsky, además de revisar el libro de Bondaresky de como Spassky alcanzó la cumbre de ajedrez, editado en ruso por Editorial Kaluga en 1966, me pareció más adecuado enfocarme ahora en las fórmulas de Bondarevsky.

De la escuela soviética de ajedrez se ha escrito mucho, pero es interesante lo que decía el alumno de Bondarevsky, Boris Spassky, como anota el GM David Bronstein en su libro “Notas Secretas” teniendo como coautor a Voronkov:

 

“Lo que me impresionó siempre de Boris Vasilievich era su libertad interior, su sentido de su propia dignidad, su benevolencia y también su raro don de poder expresar la esencia de un tema en una palabra o idea. Recuerdo que en un torneo algunos grandes maestros extranjeros estaban hablando de lo que era representaba la escuela soviética de ajedrez. Spassky escuchó en silencio y definitivamente ya no pudo contenerse: "Dejen de decir disparates. le diré qué se entiende por la escuela soviética de ajedrez. ¡Es cuando usted juega cada partida como si fuese la última en toda su vida!”
Bondarevsky terminó muy pronto su carrera como jugador, tal vez por salud, temperamento, etc., pero fue un puntal de la famosa escuela y es muy importante analizar su fórmula para progresar en ajedrez para ver que tomar de ella. Es posible que en la lejana Uzbekistan, tras la desaparición de la URSS se haya perdido la huella de lo que influyó Bondarevsky en las clases en Taskent, así como quedaron difusas las huellas de la influencia del GM Carlos Torre en el ajedrez de la URSS, pero es deber de los investigadores de ajedrez, trabajar sobre esos “fósiles”, para penetrando el pasado, entender el presente y apoyar el futuro.
CONTINUARA )
Extracto de Bucanero de Ajedrez, Selecciones 2017.