11 ago. 2013

Del ajedrez de la Riga de ayer.



La Riga de 2013 difiere bastante de la Riga anterior a la desaparición de la URSS, sobre todo en lo que ajedrez respecta, pero como es un lugar con tanta historia y tradición del ajedrez sigue siendo para su comunidad muy importante el juego ciencia. Afortunadamente los archivistas de la Unión Soviética eran particularmente ordenados y no descuidaron nada en la clasificación de documentos que se originaron dos siglos antes, y más aún los que se crearon a partir de la Letonia soviética.
En Riga siempre hubo ajedrecistas creativos y poco convencionales, y había que ver las propuestas editoriales que se hacían a los estrictos comités de publicaciones. Si bien la revista de Ajedrez de Riga, la que entre sus dirigentes tuvo a Tal,a Gipslis y al mismo Koblentz, daban mucho espacio a los diferentes autores letones de  ajedrez, mucho se quedó en proyecto de publicación. Pocos libros de autores letones se publicaron para toda la URSS y muchos textos vieron su luz en forma de mimeógrafo. Claro que Tal y Koblentz eran excepciones, pues casi los perseguían para publicarles algo. Pero otros, como el MI Vitolinsh, vio frustrados muchos de sus intentos de ser publicados y aunque muchas de sus partidas comentadas aparecieron en la Revista Ajedrez,  el doble quedarón en archivos, hoy día ya decolorados por la mala calidad de la tinta usada y guardados, eso si, cuidadosamente, en un sobre conservador titulado con rechazado. Sin precisar, hay más de 60 sobres de eso, solo de Vitolinsh. Incluso de Gipslis, que era miembro del comité, hay una veintena o más de esos sobres.
La presencia de Shirov ha sido importante para reavivar el ajedrez en Letonia (o Latvia, como quiera), pues fue el letón post URSS que más brilló a nivel mundial. El medio español le dio excelente plataforma, aunque de alguna manera como que le cuesta adaptarse a cualquier medio, pues nació en Letonia, de familia rusa, luego emigra a España y nunca logro asimilarse totalmente y parece que en Riga tenía mucho de español, como de letón tuvo en Rusia y de ruso en España. Es como la canción “Homenaje” de Pablo Milanes.
El caso es que si vislumbra un renacimiento en Riga del ajedrez y afortunadamente conservan bien su pasado soviético y han recuperado su memoria de antes de la URSS. Si bien en las competencias internacionales han estado muy lejos de aquellos tiempos de antes de la URSS y de la URSS, ya van formando algunos cuadros para el futuro y seguro surgirán los Magos de Riga de mediados del siglo XXI tan brillantes como los del siglo XX fueron.