21 ago. 2013

Psicología Aplicada al Ajedrez.




Comenté en pasados artículos que el tema de la psicología aplicada al ajedrez ha sido subestimado, incluso en los syllabus de los breves cursos de sólo 15 horas que se imparten a los aspirantes a instructores de la FIDE, aún cuando el mismísimo GM Grivas, dirigente de la Comisión de Entrenadores de la FIDE, expresó más de una vez en sus libros que su visión del entrenamiento en ajedrez cambió radicalmente al tomar un curso en la URSS en donde se enfatizó la importancia de la psicología en ajedrez.
Cuando se habla de que factor puede ser decisivo en que se exprese plenamente el potencial de un ajedrecista, la psicología aplicada al ajedrez viene a mi mente inmediatamente.
En una serie de archivos originados por la encomienda que las altas autoridades políticas de la Unión Soviética hicieron a los especialistas de investigaciones académicas de la KGB, se apunta que uno de los factores que más influían a que la escuela soviética tuviera una hegemonía en el ajedrez mundial era la psicología aplicada y la conciencia entre los entrenadores de que era de máxima importancia atender este aspecto para el logro de las tareas encomendadas a los que trabajaban con las selecciones de ajedrez de la Unión Soviética en las diferentes competencias internacionales.
El GM Aivar Gipslis me comentaba en 1980 que los entrenadores soviéticos habían producido muchos manuales e instructivos al respecto del tema de la psicología aplicada al ajedrez, mientras que en Occidente no había más de media docena de textos de ese tema que circularan entre los profesionales en la instrucción y entrenamiento del ajedrez.
Pasadas tres décadas, aunque puedo citar una veintena de libros soviéticos y rusos en que se hable de la psicología aplicada al ajedrez, si me pongo a enumerar los que hay en Occidente, solo podría citar:
Practical Chess Psychology  por Amatzia Avni, Winning with Chess Psychology por Pal Benko y Burt Hochberg, Chess Psychology por Angus Dunnington, The Psychology of the Chess Player por Reuben Fine, The Psychology of Chess by W.R. Hartston y P.C. Wason, Chess Psychology por Nikolai Krogius,(que escribió cuando vivía en la Unión Soviética, junto con otros ocho libros que no han sido traducidos del ruso a ningún idioma aparte de los que se hablaban en la URSS; The Mechanics of the Mind por Helmut Pfleger y Gerd Treppner, y The Dynamics of Chess Psychology por Cary Utterberg; además del muy reciente, y por ello apenas lo estoy leyendo, .Chess Psychology: The Will to Win por William Stewart.
Hay otros, relacionados al desempeño humano en varias disciplinas, donde se toca el tema de la psicología en el ajedrez, así como otros generales que no solo hablan de la psicología en el ajedrez, sino en otras disciplinas del deporte.
Hay casos raros, como el de la CONADE, que habiendo tantos libros sobre psicología en el ajedrez, en uno de sus manuales para capacitar instructores de ajedrez cubren este capítulo con extractos de un libro de psicología para el Squash.
Si de libros hablamos, hay poco material, pero entre los artículos que se publican en revistas de diverso nivel científico, uno puede reunir cuando menos un ciento de artículos con el tema específico de la psicología y el ajedrez.
Las posibilidades de la aplicación de la psicología al ajedrez son muy variadas y de igual manera lo que se ha escrito sobre el tema.
Algunos tratan de la preparación psicológica ante una competencia de ajedrez, otros sobre métodos de estudio del ajedrez para hacer más eficiente y efectivo el mismo, algunos más sobre los efectos de la tensión en el desempeño durante una competencia, otros sobre momentos concretos de una competencia, como la última ronda; más allá encontramos autores que ven en el ajedrez una herramienta para tratar algunos problemas o incluso desordenes de conducta entre los jóvenes.
Hay quienes ven a la psicología relacionada con el ajedrez para aprovechar nuestra noble  actividad para el desarrollo integral o el emocional para las personas en general. Recuerdo uno muy notable de la Maestra Nery Maceira, Ajedrez, Variantes para la vida, hermoso trabajo que debiera ser reeditado, pues es muy poco conocido fuera de Cuba.
He utilizado, para la preparación de mis alumnos,  las facetas de la psicología relacionadas con la motivación, pues ya que el ajedrez requiere grandes esfuerzos, estos solo se harán si la persona está bien motivada, pues solo así un ajedrecista tendrá la constancia en el propósito necesaria para lograr la maestría.
La dureza mental que se requiere para eventos de gran presión como la Copa Mundial de Ajedrez que en 2013 se desarrolla en Tromso, Noruega, se desarrolla mejor si se utilizan las herramientas que nos brinda el estado del arte de la psicología. En Tromso se pudo observar que jugadores que sobre el papel, por cuestiones de elevado rating, debían prevalecer sobre sus contrincantes, no lo hicieron , a menudo debido a que cometieron errores inesperados para un jugador de ese nivel. Otros, por el contrario, tuvieron los mejores resultados de su vida a pesar de ya haber entrado a la fase tardía de la madurez.
Algunos entrenadores observan y examinan los hechos para derivar conclusiones y enseñanzas que pueden ser provechosas para sus pupilos, pero la gran masa de los profesionales del ajedrez que laboran en occidente enseñando, instruyendo o entrenando jugadores, no le dan importancia al asunto.
Es una pena para sus alumnos, ya que es posible que la psicología aplicada al ajedrez sea un factor del que dependa hasta un 40% del desarrollo de su potencial como ajedrecistas. Así de importante es.