7 ago. 2013

La Brújula Verdadera, o el Mapa Celeste del Ajedrez.



Los poetas del Nautilum presentaron hace un par de días su libro “Brújula”, orientación con poesías. Envidia dan, pues ese tipo de brújula que habla al corazón es siempre precisa y útil, pues depende del sentimiento de quien la usa, y cada quien tendrá su interpretación válida y no necesariamente la del autor, ausente de prueba contundente, pues el arte no está sujeto a las leyes de la ciencia experimental y es siempre del corazón, que recibe agradecido a los poetas.
En cambio, los que pretenden “mostrar técnicas” siempre estarán errados para muchos y satisfactorios para muy pocos.
En el ajedrez, arte, ciencia o deporte, o más bien ninguno de ellos, disciplina mestiza que es un ajiaco que tiene mucho para juego y muy poco para arte o ciencia y legislativamente no fue aceptado como deporte, aunque algunos lo practiquen como tal, olvidando que así le hacen flaco favor; no habrá brújula válida aceptable y su destino es que siempre será debatible toda formula, todo mapa orientador y no hay norte magnético que evite los naufragios. A Dios gracias, para que el ser humano siempre conserve al amigo que siempre, o casi siempre, le brindará el consuelo y el tormento de la incertidumbre.
Es muy difícil ser verdadero amigo de quien conocemos todos sus secretos y es predecible totalmente.