20 ago. 2013

Una experiencia extraña como Coach de Ajedrez.




Entre las solicitudes de colaboración para preparar ajedrecistas recibí una muy especial para formar parte de un equipo de entrenadores, rusos y ucranianos, además de un cubano y yo.
El plan de trabajo coordinado para laborar con una jugadora me llamó la atención, pues cada persona del equipo tiene sus tareas muy fijas y me parece que excelentemente ideadas.
Aunque no puedo revelar gran parte por haber un acuerdo de confiabilidad, lo que he visto del plan de trabajo me llama la atención pues uno puede ver el grado de sofisticación que se ha llegado en este aspecto de apoyo a un jugador.
Ya me imagino como serían los equipos de Gelfand y Anand en el último match por el título mundial y como será el equipo de Carlsen y el de Anand para el próximo match.
Por lo pronto me encargaron un trabajo muy especial y parece que viajaré a China como parte del campamento de preparación. He sido entrenador desde 1968 y realmente esta es una nueva experiencia para mi, además de que me hice de toneladas de nuevo material en ucraniano, aunque la perspectiva de estudiar un poco de chino no me viene tan mal, parece que nunca basta el saber idiomas.
Estaba muy desanimado por que nadie me había solicitado clases presenciales para jugadores, aunque si para instructores y clases via email, pero ser parte de un super equipo de entrenadores es algo que me llena de gusto y no me aguantaba las ganas de contarlo. Es como un reconocimiento muy especial y mas viniendo de tan lejos. ¡Y eso que tengo Mala Reputación!, como canta Paco Ibañez.